La máquina nunca va a estar demasiado limpia, así que no se preocupen de limpiarla de más. Personalmente opino que este es el mayor pecado que un barista puede cometer. Si la máquina está sucia, nada va a salir bien así tengamos la molienda y la compactación perfecta, el sabor a suciedad siempre lo vamos a sentir. Aunque en esta ocasión solo se habla de la máquina el molino también hay que limpiarlo y eliminar las grasas que los granos van dejando en la tolva.

¡Tienen que ver este video! En esta ocasión no les voy a ampliar lo que sucede en el video porque es completamente necesario que lo vean. Gwilym les va a dar un excelente consejo para que no se les pase el día sin limpiar la máquina.

Este era el último tema de los videos de Aprendiendo sobre café con Gwilym pero les prometo tocar otros temas más adelante.

¡Espero que lo hayan disfrutado! ☕

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s